Este sitio web utiliza cookies. Aceptándolas podrá mejorar y optimizar la experiencia como usuario. Sepa más.
ID del Archivo107161
Publicado16 agosto 2018 a las 15:31 (GMT)
Actualizado08 septiembre 2018 a las 15:58 (GMT)
Relación de aspecto16:9
Mosul, Irak

Mosul en 360º: Visita las ruinas de la ciudad tras la liberación del Estado Islámico

16 agosto 2018 a las 15:31 (GMT) · Publicado

El antiguo centro económico de Mosul, la Ciudad Vieja, parece hoy un enorme cementerio. A pocos metros del minarete destruido de la mezquita al-Nuri, donde el líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, pronunció su primer y último discurso público en julio de 2014, Mohammed Qadir visita la que fue su antigua casa.



"Si quieres conocerla, esta es la historia de cómo mi familia y yo vivíamos bajo la ocupación del Estado Islámico. Esta es la casa en la que solíamos vivir, perdí a una hija, una chica de 17 años", explicó.

Una vez dentro de su casa, Qadir cuenta cómo su hija Zubaida murió dentro del baño "por un proyectil de mortero que le cayó en las piernas”. 

"Su sangre se pegó en la pared, son las manchas negras, y el resto es metralla", explicó. "La echaron inmediatamente de esta área al patio". Qadir explicó cómo vio morir a su hija en el ataque que destruyó su hogar. "La esposa de su tío la vio desde la ventana y comenzó a gritar, diciendo que la niña está muerto. Me acerqué a ella y vi su cuerpo cubierto de humo y pólvora por la explosión. "La llevamos a la casa de nuestro vecino y le dimos primeros auxilios, su pierna voló en esta dirección, dentro de la casa de nuestro vecino", dijo horrorizado.



Qadir continuó describiendo cómo estaba demasiado angustiado para llevarla al hospital, que estaba siendo administrado por el llamado Estado Islámico (EI), y se la dejó a su hijo y a su primo. "Él les dijo que su hermana había resultado herida y le dijeron que no aceptan esos casos en el hospital, o la llevábamos a casa para que muera allí o le damos una oportunidad para acabar con su vida. Nos preocupamos principalmente por los combatientes, para estos casos no lo hacemos. Así que no la trataron hasta que murió”.



Qadir ahora vive en una casa de una sola habitación con su esposa y sus tres hijos. No puede regresar a la casa donde vivían antes de la operación para liberar la ciudad porque está en ruinas. En una de las habitaciones, donde solía dormir Zubaida, colocaron un osito de peluche para recordar a la joven de 17 años que murió allí.



Según las evaluaciones iniciales de la UNESCO, unos 20,000 edificios fueron destruidos cuando los 15 barrios de la ciudad fueron arrasados por los ataques aéreos de la coalición, que también destruyeron cinco puentes a lo largo del río Tigris. "Este nivel de destrucción no tiene parangón desde la Segunda Guerra Mundial”, afirmó la UNESCO.

ID del Archivo107161
Publicado16 agosto 2018 a las 15:31 (GMT)
Actualizado08 septiembre 2018 a las 15:58 (GMT)
Relación de aspecto16:9
Lo último
0