Este sitio web utiliza cookies. Aceptándolas podrá mejorar y optimizar la experiencia como usuario. Sepa más.
10:06

Brasil: Venezolanos en busca de trabajo y comida llevan a una región fronteriza con Brasil al límite de su capacidad

Brasil, Boa Vista
17 abril 2018 a las 8:09 GMT +00:00 · Publicado

La cada vez mayor afluencia de inmigrantes provenientes de la vecina Venezuela está produciendo algunos problemas en la ciudad brasileña de Boa Vista y la región circundante, donde las autoridades ya han declarado el estado de emergencia.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) afirma que cerca de 800 venezolanos cruzan la frontera cada día, muchos de ellos buscando asilo y refugio, mientras continúa el deterioro de las condiciones económicas en su país de origen, fruto de las sanciones económicas internacionales entre otros muchos factores. Desde principios del año pasado, más de 52,000 venezolanos han llegado a Brasil, según la ONU. De ellos, unos 25,000 son solicitantes de asilo y 10,000 tienen visas de residencia temporal.

La mayoría de los recién llegados terminan en el estado norteño de Roraima, donde muchos se asientan en diferentes instalaciones de alojamiento temporal y campamentos improvisados ubicados en la capital regional, Boa Vista. Sin embargo, otros inmigrantes venezolanos se ven obligados a vivir en condiciones precarias mientras buscan un trabajo que les permita mantenerse.

En uno de los campamentos administrados por ACNUR, los inmigrantes venezolanos cuentan con un refugio y alimentos, mientras esperan antes de trasladarse a otras partes de Brasil en busca de empleo.

Uno de los hombres que se alojan en estas instalaciones, Héctor Palomo, dijo que había dejado a sus 12 hijos en Venezuela para ir a buscar trabajo en Brasil, y que le gustaría poder traerlos con él.

Las dificultades de abandonar el hogar en busca de nuevas oportunidades se ven agravadas por la falta de infraestructuras y organización una vez que los inmigrantes llegan a su destino. Los tiempos de espera son una de las principales quejas para los venezolanos. Pedro Salgado, otro de los inmigrantes, habló de una cola de 6 km solo para cruzar la frontera con Brasil y, después del arduo viaje, es probable que aún se vean obligados a esperar junto a miles de personas antes de recibir comida y refugio.

La falta de trabajo remunerado en Venezuela es el punto de inflexión para muchos de ellos. Con la caída del peso y la economía en una situación desesperada, la emigración a los países vecinos como Brasil y Colombia se ha convertido en la única salida para muchos.

Boa Vista también ha sido testigo de una mayor afluencia en sus instalaciones sanitarias. Marcia Monteiro Marques, directora técnica de Ginecología en un hospital materno infantil local, habló del aumento en el número de bebés alumbrados por mujeres venezolanas en dichas instalaciones.

"En 2016 tuvimos 12 nacimientos, y ahora, cada mes, tenemos más de 60 mujeres dando a luz”, explicó.

Una de las pacientes de este hospital, Belice Mairín, lamentó el estado de la atención médica en su país de origen, y asegura que en Venezuela es difícil conseguir algunos medicamentos.

El coronel Lupchinski, asesor de comunicación de la misión brasileña para la emergencia humanitaria en Roraima, describió cómo esta situación ha afectado a la ciudad, cuya infraestructura apenas es capaz de hacer frente a las 500 llegadas diarias que se registran.

"El despliegue de las fuerzas humanitarias tiene como objetivo mejorar esta situación, porque en los refugios proporcionamos, en cooperación con ACNUR, seguridad, alimentos, servicios de salud e infraestructuras para que las personas tengan unas condiciones de vida dignas”, explicó.

Los venezolanos decidieron poner rumbo sur, en dirección a Brasil, motivados por la maña situación del mercado de trabajo en su propio país. La economía del país ha sufrido un duro revés en los últimos años debido a la caída en picado de los precios del petróleo en el mercado mundial. Más del 90 por ciento de los ingresos por las exportaciones venezolanas dependen de la producción de petróleo. En los cuatro años previos a 2014, el barril tenía un precio de más de 110 $ (89 €), sin embargo, el precio se ha reducido a menos de la mitad en el período subsiguiente, y hoy ronda los 70 $ (57 €).

También se ha registrado una caída significativa en la producción petrolera venezolana, cayendo un 13 por ciento solo el año pasado..

Dado que la economía de esta nación rica en petróleo también se sustenta en gran medida en el crédito internacional, ha sido duramente golpeada por las sanciones impuestas por los EE. UU. y la UE, lo que ha agravado la crisis socioeconómica que afecta al país. La mala gestión gubernamental y la falta de inversión interna también son factores que han sido señalados como causantes la crisis.

La hiperinflación resultante de la recesión ha provocado que los precios hayan aumentado dramáticamente, lo que ha generado una escasez de empleo y bienes de consumo, mientras que, a la inversa, las tasas de delincuencia y pobreza se han disparado. Solo en el primer trimestre de este año, la inflación aumentó un 454 por ciento en Venezuela.

Las consecuencias humanitarias de esta crisis ya han llegado al norte de Brasil, donde las Naciones Unidas y el gobierno local están luchando para recaudar dinero suficiente que permita cubrir los costes de las infraestructuras y los servicios ofrecidos a los inmigrantes venezolanos.

10:06
¿No tienes cuenta? ¡Inicia sesión!
Descripción

La cada vez mayor afluencia de inmigrantes provenientes de la vecina Venezuela está produciendo algunos problemas en la ciudad brasileña de Boa Vista y la región circundante, donde las autoridades ya han declarado el estado de emergencia.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) afirma que cerca de 800 venezolanos cruzan la frontera cada día, muchos de ellos buscando asilo y refugio, mientras continúa el deterioro de las condiciones económicas en su país de origen, fruto de las sanciones económicas internacionales entre otros muchos factores. Desde principios del año pasado, más de 52,000 venezolanos han llegado a Brasil, según la ONU. De ellos, unos 25,000 son solicitantes de asilo y 10,000 tienen visas de residencia temporal.

La mayoría de los recién llegados terminan en el estado norteño de Roraima, donde muchos se asientan en diferentes instalaciones de alojamiento temporal y campamentos improvisados ubicados en la capital regional, Boa Vista. Sin embargo, otros inmigrantes venezolanos se ven obligados a vivir en condiciones precarias mientras buscan un trabajo que les permita mantenerse.

En uno de los campamentos administrados por ACNUR, los inmigrantes venezolanos cuentan con un refugio y alimentos, mientras esperan antes de trasladarse a otras partes de Brasil en busca de empleo.

Uno de los hombres que se alojan en estas instalaciones, Héctor Palomo, dijo que había dejado a sus 12 hijos en Venezuela para ir a buscar trabajo en Brasil, y que le gustaría poder traerlos con él.

Las dificultades de abandonar el hogar en busca de nuevas oportunidades se ven agravadas por la falta de infraestructuras y organización una vez que los inmigrantes llegan a su destino. Los tiempos de espera son una de las principales quejas para los venezolanos. Pedro Salgado, otro de los inmigrantes, habló de una cola de 6 km solo para cruzar la frontera con Brasil y, después del arduo viaje, es probable que aún se vean obligados a esperar junto a miles de personas antes de recibir comida y refugio.

La falta de trabajo remunerado en Venezuela es el punto de inflexión para muchos de ellos. Con la caída del peso y la economía en una situación desesperada, la emigración a los países vecinos como Brasil y Colombia se ha convertido en la única salida para muchos.

Boa Vista también ha sido testigo de una mayor afluencia en sus instalaciones sanitarias. Marcia Monteiro Marques, directora técnica de Ginecología en un hospital materno infantil local, habló del aumento en el número de bebés alumbrados por mujeres venezolanas en dichas instalaciones.

"En 2016 tuvimos 12 nacimientos, y ahora, cada mes, tenemos más de 60 mujeres dando a luz”, explicó.

Una de las pacientes de este hospital, Belice Mairín, lamentó el estado de la atención médica en su país de origen, y asegura que en Venezuela es difícil conseguir algunos medicamentos.

El coronel Lupchinski, asesor de comunicación de la misión brasileña para la emergencia humanitaria en Roraima, describió cómo esta situación ha afectado a la ciudad, cuya infraestructura apenas es capaz de hacer frente a las 500 llegadas diarias que se registran.

"El despliegue de las fuerzas humanitarias tiene como objetivo mejorar esta situación, porque en los refugios proporcionamos, en cooperación con ACNUR, seguridad, alimentos, servicios de salud e infraestructuras para que las personas tengan unas condiciones de vida dignas”, explicó.

Los venezolanos decidieron poner rumbo sur, en dirección a Brasil, motivados por la maña situación del mercado de trabajo en su propio país. La economía del país ha sufrido un duro revés en los últimos años debido a la caída en picado de los precios del petróleo en el mercado mundial. Más del 90 por ciento de los ingresos por las exportaciones venezolanas dependen de la producción de petróleo. En los cuatro años previos a 2014, el barril tenía un precio de más de 110 $ (89 €), sin embargo, el precio se ha reducido a menos de la mitad en el período subsiguiente, y hoy ronda los 70 $ (57 €).

También se ha registrado una caída significativa en la producción petrolera venezolana, cayendo un 13 por ciento solo el año pasado..

Dado que la economía de esta nación rica en petróleo también se sustenta en gran medida en el crédito internacional, ha sido duramente golpeada por las sanciones impuestas por los EE. UU. y la UE, lo que ha agravado la crisis socioeconómica que afecta al país. La mala gestión gubernamental y la falta de inversión interna también son factores que han sido señalados como causantes la crisis.

La hiperinflación resultante de la recesión ha provocado que los precios hayan aumentado dramáticamente, lo que ha generado una escasez de empleo y bienes de consumo, mientras que, a la inversa, las tasas de delincuencia y pobreza se han disparado. Solo en el primer trimestre de este año, la inflación aumentó un 454 por ciento en Venezuela.

Las consecuencias humanitarias de esta crisis ya han llegado al norte de Brasil, donde las Naciones Unidas y el gobierno local están luchando para recaudar dinero suficiente que permita cubrir los costes de las infraestructuras y los servicios ofrecidos a los inmigrantes venezolanos.

Vídeos
Te ofrecemos lo último en noticias de actualidad, política, ciencia, deportes, tecnología, contenido viral y entretenimiento
Últimos vídeos
02:14
Irak: Policía dispara gas lacrimógeno a manifestantes antigubernamentales en Bagdad
18 febrero 2020 a las 21:52 GMT +00:00
02:40
Libia: Fuerzas del general Haftar realizan ataque con misiles al puerto de Trípoli
18 febrero 2020 a las 21:40 GMT +00:00
02:31
Reino Unido: Assange "se ha convertido en un preso político en este país" - parlamentario australiano
18 febrero 2020 a las 21:18 GMT +00:00
Pool solo para suscriptores
00:39
Bélgica: Alcalde de Londres llega a Bruselas para impulsar un sistema de "ciudadanía asociada" con la UE
18 febrero 2020 a las 20:56 GMT +00:00
Pool solo para suscriptores
03:31
Suiza: OMS confirma 92 casos de transmisión de coronavirus entre personas fuera de China
18 febrero 2020 a las 20:46 GMT +00:00
03:17
España: Aparece mural de la Gioconda con mascarilla y móvil en Barcelona tras cancelación del MWC
18 febrero 2020 a las 20:29 GMT +00:00
04:04
España: Real Madrid presenta a un emocionado Reiner como nuevo refuerzo estelar
18 febrero 2020 a las 20:26 GMT +00:00
01:17
Colombia: Explosión de vehículo de transporte público deja 7 muertos en Rosas
18 febrero 2020 a las 19:13 GMT +00:00
02:00
Alemania: Norbert Roettgen anuncia su candidatura para liderar el CDU
18 febrero 2020 a las 17:43 GMT +00:00
Pool solo para suscriptores
01:55
Suiza: Atacan el puerto de Trípoli, numerosas violaciones del embargo de armas - Enviado de la ONU a Libia
18 febrero 2020 a las 16:49 GMT +00:00
Pool solo para suscriptores
02:20
España: Agricultores de Extremadura cortan carreteras exigiendo precios justos
18 febrero 2020 a las 16:17 GMT +00:00
Pool solo para suscriptores
02:47
México: Activistas feministas pintan la fachada del Palacio Nacional en protesta contra los feminicidios
18 febrero 2020 a las 15:59 GMT +00:00
Últimos vídeos